¿CUÁL SERÁ EL PAPEL DE LA CREATIVIDAD DESPUÉS DEL COVID-19?

La introducción de nuevas rutinas y el cambio en las industrias por el COVID-19 han hecho que, en muchos sectores, la gente se plantee preguntas sobre su futuro.

Desde Brother hemos querido encontrar respuesta a algunas incógnitas por lo que respecta a qué cambios se producirán en el mundo publicitario y de la creatividad. Nuestro equipo académico tiene su propia opinión y nos la cuenta aquí.

Hoy, entre aquellas personas que apuestan por la creatividad, ya sean alumnos, docentes, profesionales, escuelas u otras instituciones, hay cierta incertidumbre. ¿cuál será la importancia de los creativos en esta nueva normalidad. Tendremos lugar? ¿Espacio? ¿Valemos para algo? ¿mis capacidades creativas tiene valor en la sociedad que se está creando?

La respuesta es sí, y así lo defiende Gabriel García de Oro (Executive Creative Dir. & Strategy Advisor en Ogilvy y Head Coach de nuestro curso de Storytelling): “No lo digo yo. Lo dicen desde Harvard a cualquier publicación de RRHH. Todos coinciden en que la creatividad será tan imprescindible que está considerada como una de las Soft Skills más influyentes a la hora de encontrar empleo o prosperar. Se están ofreciendo cursos. Crece la demanda. Ya no solo para «departamentos creativos» de agencias. No. Hoy me encuentro a personas de muy distintos sectores que ven que sin creatividad están apagados, que no les dura la ilusión hasta el final de sus días. Que solo pueden <<hacerse cargo de su ser>>, como diría Heidegger, desde la creatividad.” 

“La creatividad se convierte ahora en algo más necesario que nunca”, añade Luis García de Oro, Director Académico de la escuela y Dir.Creativo en VMLY&R. «Las grandes crisis siempre se han resuelto del mismo modo: Con grandes ideas. Y esas ideas sólo pueden nacer de un lugar: Del alma creativa. ¿Dónde están todas las inteligencias artificiales ahora?”.

Unas afirmaciones que ya advertía Mihaly Csikszentmihalyi (psicólogo, sociólogo y antropólogo con grandes trabajos acerca de la creatividad) cuando decía que al final, en la incertidumbre, serán aquellos educados en el compromiso de la creatividad quienes ayudarán a esclarecer los caminos del porvenir. Porque serán capaces de entender al ser humano, de ver los distintos prismas de las cosas…de crear oportunidades donde otros solo ven abismos.

UNA OPORTUNIDAD PARA LA LLEGADA DE NUEVOS ROLES

Desde Brother creemos firmemente que el horizonte de la economía posterior a la crisis puede suponer el comienzo de un largo ciclo de renovación de todos aquellos roles que conocíamos. Se generarán nuevos oficios y funciones que les permitirán expandirse a otras industrias y ver su profesión desde otro prisma.

Abre el debate Santi Gantés (Dir. Creativo en DDB y Head of Art de nuestra escuela): “la cuestión es si, ahora que estamos acostumbrados a encontrar soluciones en problemas de comunicación como creativos publicitarios, nos transformaremos en una especie de perfil de asesor que podrá estar presente en otras industrias. Por eso creo que estaremos todos de acuerdo en que quizá lo que es incierto es el futuro de la agencia, pero no el de la creatividad. Este momento nos ha enseñado en que no basta con comunicar de forma creativa quien eres y qué haces, sino qué puedes hacer creativamente por los demás y por hacer de este mundo un lugar un poquito mejor”. 

Este cambio que el Covid-19 ha provocado en nuestro estilo de vida y en el modo de actuar de las empresas da luz a una nueva realidad y espacio a nuevas funciones y oportunidades para el creativo. “Asumámoslo, las agencias creativas cada vez son más prescindibles. Las ideas, y las personas creativas que las generan, están en muchos otros lugares. Un portátil conectado a la red wifi del bar es tan poderoso como la agencia más grande del mundo”, comenta Luís García de Oro, quien cree que será un gran momento para impulsar la profesión en departamentos in-house, freelances, estudios, productoras de contenidos…

Menos infraestructura, menos intermediarios, más libertad y más oportunidades. ¡Un gran momento para todos los que amamos la creatividad!”, añade.

Y la clave para montarse en ese nuevo carro que se avecina es formarse, adaptarse, saber potenciar el propio perfil creativo para encajar y destacar dentro de esta nueva normalidad.

ADAPTARSE PARA SOBREVIVIR

“Esto va de adaptarse y de abrazar lo que viene. Hay que dejar de pensar que lo que te funcionó ayer, te va a funcionar mañana. Hay que concentrarse en crecer. Se va a quedar gente por el camino. Gente que va a salir de la nada, lo va a petar. Todo va a exagerarse, va a mezclarse, va a cambiar y va a pasar más rápido. Pero nada de eso es nuevo. Nos viene pasando los últimos años. Ya nos estamos acostumbrando a vivir así. Y está bien”, dice Marc Sánchez (Dir. Creativo independiente y profesor en nuestro Curso Integral y el Summer School).

Brother nació en medio de una gran crisis, donde la incertidumbre era la única moneda corriente en las calles de una Buenos Aires deprimida y vacía de esperanzas. Y de entre ese caos y absoluta anormalidad, la única bandera con la que nos pudimos envolver era la creatividad, lo único o lo mejor que sabíamos hacer. Por eso todo miembro de esta comunidad coincide en que una de las turbinas que nos hará salir de esta crisis es la creatividad. Como motor del crecimiento, para aprovechar las oportunidades y prosperar. Es en estos momentos en los que los modelos de negocio se transforman, los formatos se reinventan y la tecnología se empieza a usar de nuevas formas, el ser creativo juega un papel clave en la creencia colectiva de un “después”. 

Ejemplo de ello son empresas como SEAT, que decidió reinventar su actividad durante el estado de alarma, pasando de fabricar coches a salvar vidas produciendo respiradores Oxygen de Protofy para apoyar al sistema sanitario.

“La supervivencia es muy amiga de la creatividad. Nadie sobrevive mejor que los que piensan creativamente. Porque encuentran soluciones donde otros ven problemas. Porque si no hay trabajo, se lo inventan”, explica Alex Ademà (Dir. Creativo en Visyon y Dir.Académico de nuestra escuela), quien añade que el panorama actual ofrece al creativo posibilidades infinitas: publicitarios, casters, youtubers, influencers, vendedores de Etsy, periodistas que no trabajan en periódicos, guionistas, creadores de vídeos musicales, artistas que pueden vivir de su arte, inventores de servicios absurdos que conectan con una nueva clientela, comunicadores de todo tipo…

“Nuestro mundo siempre ha estado en constante cambio, solo hay que echar la vista atrás para ver todo lo que no existía hace 10 o 20 años y que hoy forma parte de nuestro día a día. La sociedad está hoy más acostumbrada al cambio que en ningún momento de la historia, y creo que tiene que ver con el hecho de que la creatividad haya dejado de ser propiedad de estructuras estancas para convertirse en un poder individual que cada uno puede desarrollar y compartir”, le suma Laura Bolón (Dir. Creativa en DDB y profesora en nuestro Curso Integral y el Summer School).

“Al final estamos todos inmersos en esto. Nadie sabe qué va a pasar. Miente quien diga que sí. Y aunque por un lado el futuro es impredecible, por otro creo que ha quedado claro que todo depende de nosotros. Más que nunca en la historia. Depende de nosotros decidir quién nos gobierna, si se tiene respeto o no por según qué colectivo, si seguimos destruyendo la ecología… Pero también depende de nosotros individualmente lo que nos ocurra. Si sabemos que el mundo cada vez va a ser más digital, ¿por qué no prepararnos?. Si sabemos que la creatividad va a tener un peso específico en el futuro, ¿por qué no desarrollarla? Si sabemos que la comunicación comercial va a cambiar, ¿por qué no prepararnos para ello?”, defiende Marc Sánchez.

“La palabra futuro suena muy grande y abstracta, pero en realidad todo siempre ha sido así para un creativo. Conocer dónde estamos en la actualidad y cuales son las tendencias, aprender a hacer las cosas, desarrollar el criterio y tener el portfolio siempre preparado para lo que pueda venir. No hay mucha diferencia en realidad con lo que nos tocó vivir a otros creativos cuando empezábamos y me da que también va a ser igual para los creativos que están por venir..”, añade.

Todo esto es lo que intentamos enseñar a nuestros alumnos en Brother. Adaptarse a lo que hay y lo que está por venir. Una profesión solo muere cuando deja de encontrar oportunidades ante nuevos escenarios, y eso para un creativo no existe. Antes de la pandemia, el futuro parecía lejano, la relevancia de la creatividad era aparente, el futuro de las películas y novelas no coincidía con la realidad. Sin embargo, el futuro llegó y, obviamente, ninguna ficción representa al 100% lo que hoy nos ha tocado vivir. The future is now!

 

¿Y tú, te subes al carro de esta nueva realidad? Estudia en la mejor escuela de creatividad y fórmate junto a los creativos más top de la industria ¡Contáctanos!

 

Abrir chat
1
Hola Bro!
Deja aquí tu consulta y nos comunicaremos contigo a la brevedad!