Brother, una escuela que se lleva en la piel

Hay momentos, historias, personas y lugares que te atraviesan y dejan marcas para toda la vida.

Muchas veces intentamos descifrar que es lo que sucede dentro de Brother, que es lo que pasa y

como pasa, donde está el truco, de donde surge esa magia que hace que nazca ese profundo

sentimiento de pertenencia. Hasta que un día apareció un alumno con la escuela tatuada en la piel,

ahí es cuando dejamos de preguntarnos qué es lo que tiene de especial Brother y por eso decidimos

mostrarte las historias que hay detrás de estos tatuajes. Que más que llevar un tatoo , es llevar una

forma de pensar, hacer y sentir.

 

 

MARÍA ROMERO - Curso Integral de Creatividad Vivencial 2017 - 2018

"Dicen que la piel tiene memoria. Y yo necesitaba grabar para siempre cada sonrisa que me ha sacado esta escuela. Daba igual como hubiera sido mi día, sabía que a las 20PM iba a encontrar un motivo para hacerlo nada más cruzar la puerta de Palo Alto.

Siempre digo que Brother hay que vivirlo. Hay que sentirlo. Y así se ha convertido en familia. En mi casa. Ese lugar al que volver cuando esté perdida y donde siempre me recibirán con los brazos abiertos. Porque Brother es eso, es hogar, es un aprendizaje continuo, y es salir con las mayores ganas de comerte el mundo.

Y, por si cometo el error de que algún día se me olvide, quiero seguir viendo cada día en mi brazo la etapa más bonita de mi vida. Donde aprendí a amar la publicidad.”

 

 

VICTOR MAZZA  - Curso Integral de Creatividad Vivencial 2013 - 2014

"Justo la semana en la que me pidieron que escribiera algo sobre mi tatuaje, vi el capítulo de Sons of Anarchy donde echan a Clay, el ex líder de la banda, con un ritual donde le cubren todos los tatuajes con tinta negra. Y es que como mis queridos Sons saben muy bien, hay ciertos tatuajes que te hacen pertenecer y recordar quien eres, bueno y otros que no significan absolutamente nada. Pero sí, yo soy uno de esos que recuerda épocas bonitas pintándose la piel. La B me recuerda un verano donde salí de casa por primera vez, donde conocí gente increíble y sobretodo, donde aprendí que en esta vida, si tú no te lo crees, no se lo cree nadie.”

 

 

ROBERTO MOLINA - Curso Integral de Creatividad Vivencial 2015 - 2016

“Yo soy un vicio más” como bien escribe Charly García en la lírica de su tema.

Pues sí, todo acerca de esta escuela es un maravilloso vicio. Así. ¡Sin más!

 Al entrar a Brother te sientes llamado a pensar y pensar, hacer y reincidir. ¡Esta es la fórmula mágica que atrapa; la receta de la Big Mac! Pensar y hacer. Y hacer, no de la manera que te dice alguien que lo hagas, sino hacer y pensar sólo de la manera que más te caracteriza ¡A veces pecamos de querer controlar un mundo lleno de tanta subjetividad! Aquí vienes a dejar de ser otro para ser tú. Develar y sublevar tu talento. Como todo vicio, muchas veces sofoca y muchas otras veces, deleita. Como el oficio creativo mismo. La creatividad no entiende de descanso. Parece mentira, pero es como sumergirse en un Merlí para terminar como Don Draper. Mucha reflexión. De hacerte dudar constantemente para entregar lo mejor de ti. Exprimir. Va de conocerte. De ver tus propios límites. Entender que no existe una musa o un teorema para la creatividad. Que no existe el ADN del superdotado como si vinieses de Gattaca. Todo el mundo ‘es lo que hace’. Depende de cómo lo vendas dirá mucho de ti. Y cuando te llenas y pillas esta idea, “ser lo que haces” se vuelve un bonito vicio. Así es Brother. Hacerte pensar sin llenura.

Aquí la tinta se hace vicio, seas redactor o arte, vengas de donde vengas”.

 

 

En Brother creemos firmemente en la fuerza multiplicada por la acción de la unión. Por eso decimos que entre los

Brothers existe un ADN creativo (a nivel metafórico) que destaca a nuestros egresados sobre los de la competencia

y entre sus características mas representativas están, una elevada autoconfianza de los egresados, la proactividad

 y una efervescencia creativa muy particular.

Gente fresca, en continuo intercambio y movimiento.