Cristo Oviedo

Trabajé en Santo, Madre, BBDO Argentina, La negra, y Ogilvy Chile, gané algunos leones en Cannes, también Clio,  BLA BLA BLA. La publicidad no tiene un sentido de glamour mágico para mi, mas bien todo lo contrario, vendemos pañales, teléfonos, y alfajores, no somos médicos, grandes filósofos, artistas o escritores, el ego y los premios van y vienen, pero al final trabajando de esto lo que te queda es la costumbre de observar, de aprender constantemente, de buscar, te queda la curiosidad, todas esas cosas que realmente nos definen, y eso si que esta bueno, porque después, vas a vender pañales, teléfonos y alfajores mejor que nadie, y eso, no es nada fácil. Todavía estoy aprendiendo.